Un viaje al desierto de Marrakech
marrakech_desierto_amanecer

Por fin decidiste que quieres conocer cómo se vive en el norte de África, qué hay en esa parte del mundo, y es que has oído o visto los atractivos de Marrakech, pero, ¿hasta ahí está bien conocer? ¿Eso te dará una buena idea de las condiciones de vida en Marruecos?

Quizá no tanto, pero lo que sí te aconsejamos que hagas es una excursión al Sahara; imagínate, ya irás para allá y, entonces, ¿vas a perderte de ir al desierto cálido más grande del mundo, casi tan enorme como China?

Te aseguramos que NO es buena idea, porque ese tour está a tu alcance y lo mejor es que puedes hacer tu viaje desde Marrakech, eso sí, será mejor que lo hagas acompañado de los expertos, así podrás disfrutarlo al máximo, y para antojarte más, aquí te diremos qué verás en este viaje, uno de cuyos objetivos principales es que admires el amanecer en pleno desierto.

marrakech_desierto_atlas

Atravesar la cordillera del Atlas y admirar los camaleónicos pueblos

La salida es muy temprano desde Marrakech, el guía pasa por ti al hotel en un vehículo con aire acondicionado (no se trata de sufrir del calor sofocante del entorno, ¿verdad?) y enfilará hacia las montañas del Atlas, esa cordillera que es una barrera natural entre el Mediterráneo y el Sahara y que atraviesa Marruecos, cuya altura mayor es de unos cuatro mil metros; en nuestra ruta atravesaremos a una altura superior a los 2 mil metros, si es temporada, verás coronadas de nieve las cumbres más altas.

marrakech_desierto_haddou

El peliculesco Ait Ben Haddou

En el camino nos toparemos con innumerables poblaciones, tienes que ir muy atento, pues parecieran camuflarse con el paisaje, como si quisieran pasar desapercibidas, en verdad son una muestra de cómo el ser humano es capaz de adaptarse a múltiples ambientes para sobrevivir.

Después de unas horas, una vez superada la cadena montañosa cambia el paisaje, volviéndose más agreste, ya vamos llegando a un sitio, literal, de película: al Kasbah de Ait Ben Haddou. Un dato: las kasbahs son edificaciones hechas con adobe y decoradas con motivos geométricos propias de la cultura bereber, generalmente fortificadas para brindar protección contra las inclemencias de las temperaturas y  fenómenos extremos que en esta zona se viven.

Se calcula que las primeras casas en Ait Ben Haddou las levantaron en el ya lejano siglo XII, aunque esto no está comprobado, pero por el excelente estado de conservación de la kasbah ha sido escenario de muchas cintas, entre las que se encuentra Gladiador, La Momia y Jesús de Nazareth, además de series como Juego de Tronos, así que es bueno recorrer el sitio de cabo a rabo, al fin no es muy grande.

marrakech_desierto_taourirt

Ouarzazate y su kasbah Taourirt

A unos 30 kilómetros de Ait Ben Haddou no espera Ouarzazate, sede de los estudios cinematográficos más importantes de África y de los más grandes del mundo; la ciudad marroquí de mayor tamaño al sur del Atlas también es conocida por ser ‘la puerta del desierto’.

Un sitio que debes conocer aquí es la Kasbah Taourirt, otra de las mejor conservadas de Marruecos, es enorme y con muchos salones y torres almenadas; muestra algunos cuartos muy sobrios, pero otros ricamente decorados, de donde es fácil deducir el alto nivel de quienes vivieron aquí. Se dice que antaño sus salones estaban decorados con hermosas maderas policromadas, pero hoy esto ya no existe. Lo que sí es un hecho es que aquí es donde podríamos decir que inicia el camino hacia el desierto.

marrakech_desierto_marrakech

Zagora, por el Valle del Draa

Después de cruzar el Valle del Draa, que con sus casi 100 kilómetros de longitud es el más grande oasis de Marruecos, gracias a lo cual disfrutamos de hermosos paisajes verdes a lo largo del camino, el siguiente destino es Zagora, una pequeña ciudad que actualmente vive pleno crecimiento; si da tiempo tiene algunos lugares que vale la pena conocer, pero hay que tomar en cuenta que el objetivo principal es llegar a buena hora para, de aquí y montados en camello, salir hacia el impresionante Sahara, donde podremos admirar la magnífica puesta del sol en esa árida región.

Después de cenar, la inigualable vista de un cielo pletórico de estrellas, como difícilmente habrás visto, nos espera, para después pasar la noche en una haima, como la gente bereber; es decir, en un campamento. Pon tu despertador, porque también resulta mágico disfrutar el amanecer en esa parte del mundo tan especial.

marrakech_desierto_essaouira

Día dos, el regreso

Por la mañana, nos espera un desayuno típico, terminado el cual los camellos esperan para regresar a Zagora y de ahí, a Marrakech, donde no estaría mal que te dieras un buen baño turco, ¿no crees? Aquí puedes apartarlo, así estarás listo al día siguiente para otra aventura, te damos dos opciones, o bien.

Cierto, tienes que planear muy bien ese viaje a Marruecos a manera de aprovechar al máximo el tiempo que estés ahí.Foto de Essaouira, o bien las cascadas de Ouzoud

 

Información Sobre el Artículo
Un viaje al desierto de Marrakech
Un viaje al desierto de Marrakech
Por fin decidiste que quieres conocer cómo se vive en el norte de África, qué hay en esa parte del mundo, y es que has oído o visto los atractivos de Marrakech, pero, ¿hasta ahí está bien conocer?
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario